Última Entrada

A quién votar para el nuevo C.D. de UPyD???

El próximo día 2 de abril de nuevo tendremos en UPyD un proceso electoral interno.

Es humano y lógico que en estas situaciones se produzcan ciertas tensiones entre los partidarios de unas u otras opciones, pero es necesario que, tras la conclusión del mismo, esas tensiones desaparezcan y volvamos a trabajar unidos por el proyecto que compartimos.

Yo pretendo informarme de las propuestas de las dos candidaturas que se presentan al Consejo de Dirección, cuya principal labor, además de mantener el trabajo del partido, es conducirnos a un nuevo congreso ordinario que se celebrará entre noviembre de 2016 y noviembre de 2017.

En ambas candidaturas encuentro gente muy comprometida y preparada para llevar este cometido a buen puerto. No olvido la implicación y el trabajo de Fernando Castellano y César Falcón durante todos estos años, así como de otros muchos miembros de su candidatura. De hecho César fue el primero en advertirme, con gran preocupación, de los peligrosos derroteros que algunos de nuestros ex-dirigentes tomaban sobre el futuro de UPyD. Tampoco he de dejar caer en saco roto la gran labor y la valentía demostrada por Gorka Maneiro en el Parlamento Vasco, ni el trabajo e implicación de otros componentes de su candidatura, como Marcos A. Paz o Enrique Normand entre otros.

En fin creo que en ambas candidaturas hay gente muy capaz, preparada y comprometida para a llevar este proyecto adelante. Ninguna de las listas me parece perfecta, también es condición humana, pero creo que cualquiera de ambas pondrá todo su esfuerzo en reflotar nuestro proyecto y hacer que todos sigamos trabajando por el bien de nuestros conciudadanos.

Es importante tomar la decisión adecuada en esta votación, y elegir a la lista que cada uno consideremos más conveniente, pero lo más importante es participar y pronunciarse. Creo que, igual que advertimos a los ciudadanos que no elegir nos limita, en cierto modo, en cuanto a la exigencia que podemos tener sobre el trabajo de nuestros gobernantes, de la misma manera, votar en blanco o no votar en la elección al CD, también sería una forma de expresar nuestra incapacidad de compromiso, sobre todo si esto se hace de manera torticera y/u orquestada con otros fines.

Por todo esto me gustaría animar a todos los afiliados a expresar el próximo sábado su opinión, a elegir cuál de las opciones que nos plantean nos parece más adecuada, para tener en el futuro la legitimidad que da el haber participado en el proceso a la hora de exponer nuestras críticas o exigir en las actuaciones del Consejo de Dirección que se haga cargo de nuestro partido.

En relación con esa decisión creo que es perfectamente legítimo expresar las preferencias de cada uno, individualmente o en grupo, siempre que las personas estén identificadas. Pero creo que debemos huir de viejas costumbres de seguimiento a brújulas o creadores de opinión, que, como se ha demostrado, no suelen tener buen resultado.

Así pues creo que lo mejor es escuchar y leer las propuestas de cada candidatura y votar en conciencia pensando en el bien del proyecto, pero votar, elegir, responsabilizarse y comprometerse.